Cómo realizar una entrevista de trabajo para tu restaurante

Seleccionados los mejores candidatos para tu restaurante, pasamos a la entrevista

 

Esta es una parte vital en el momento de la selección del candidato, ya que vamos a ver el trato personal de nuestro futuro trabajador.

 

Por ello debemos prepararla con antelación y no hacerla como algo sin más, así nos quitaremos muchos futuros enfados y quebraderos de cabeza.

 

Dónde debes realizar la entrevista de trabajo para tu restaurante.

Nunca debemos tener el pensamiento de que somos los mejores y todos los candidatos van a estar desesperados por trabajar con nosotros, porque ese no es nuestro objetivo.

El nuestro es fichar a los mejores (seguramente muchos estén ya trabajando pero en busca de mejores condiciones).

Por lo tanto debemos dar una buena impresión desde el principio. Si realizamos la entrevista en el almacén u oficinas, lo mejor es ordenar el lugar para que el ambiente sea agradable.

Por otra parte si la realizamos en alguna mesa de nuestro local, el mejor horario es justo antes de abrir o algún horario en el que no tengamos mucho movimiento. Ya que seguro que estamos mas pendientes de como va el negocio que de quien estamos entrevistando.

Debe ser un lugar en el que ambos podáis estar a gusto y concentrados y sobre todo que se pueda conversar a un tono medio sin problemas.

Una vez sentados en el sitio adecuado, pasamos a la siguiente parte.

Qué preguntas debemos hacer para detectar profesionales de la hostelería.

Lo más probable es que muchos de los candidatos comiencen nerviosos la entrevista, todos hemos hecho alguna entrevista de trabajo alguna vez y la verdad, no es plato de buen gusto.

Así que lo mejor es empezar con preguntas en las  que el entrevistado no tenga que pensar demasiado para que se sienta confortable y relajado hablando con nosotros, no queremos hacerle sudar desde el minuto uno de entrevista.

Las primeras preguntas las podemos orientar para saber cómo es su personalidad:

    • ¿Que significa para ti el trabajo?
    • ¿Cuales son tus puntos fuertes y débiles?
    • Háblame de una situación en la que actuaste mal en el trabajo y qué aprendiste de ella.

Después podemos pasar al tema formación. Aquí preguntaremos sobre todo dudas sobre el CV del candidato:

    • ¿En qué área necesitas reciclarte?
    • ¿Qué cursos has hecho últimamente?
    • ¿Por qué elegiste estos estudios?

Ahora ya pasaremos a preguntas más valiosas para nosotros y que dependen del tipo de puesto que este vacante en nuestro restaurante:

  • Director o jefe de sala, de cocina, puestos de mando:
      • ¿Cuántas personas ha llegado a dirigir y en qué tipo de ambiente?
      • ¿Qué parte de ser jefe de cocina te parece la más complicada?
    • ¿Cómo manejaría un sábado por la noche y qué cualidades cree que son necesarias para que todo vaya bien?
  • Trabajadores de cocina:
      • ¿Cuál es el tipo de comida que más le gusta cocinar?
      • ¿Si va a un restaurante y la carne de su hamburguesa está quemada qué haría?
      • ¿Qué harías si estuviera en desacuerdo con su superior?

  • Camareros de sala y de barra:
      • ¿Ha tenido alguna vez experiencia de cara publicó en hostelería?
      • ¿Cómo manejaría una situación en la que el cliente está muy insatisfecho con el servicio?
      • ¿Qué te gusta y que no de este trabajo?
      • ¿Cuál de tus puntos fuertes se aplica mejor para tratar de cara al público?
  • Office:
      • ¿Por qué este puesto de trabajo?
      • ¿Has trabajado en otro restaurante en un puesto similar?
      • ¿Cuánto tiempo tardarías en adaptarte a este puesto?

Después de que hagamos nosotros todas las preguntas, le dejaremos a ellos que nos pregunten sobre lo que quieran, condiciones, ambiente del restaurante, tipo de público, etc. Esto también nos interesa a nosotros para ver que el candidato es una persona curiosa.

La evaluación final de los candidatos para nuestro restaurante.

Una vez realizadas todas estas preguntas pasaremos a la evaluación del candidato, deberemos tener en cuenta diferentes características y habilidades.

  • Director/a o jefe de sala, de cocina, puestos de mando: Debemos evaluar su capacidad de comunicación, debe tener mentalidad de líder y sobre todo demostrar empatía con los demás.
  • Cocina: En este post ya os comentamos las habilidades que debe tener todo empleado que vaya a trabajar en la cocina. Cabe destacar que siempre antes de contratar a alguien en cocina, debemos siempre probarlo.
  • Camareros de sala y barra: Aquí comentamos los 101 mandamientos del buen camarero. Pero también debemos fijarnos en nuestro tipo de negocio, y si vamos a trabajar con comanderos móviles, nuestro perfil debe ser alguien con menos de 40 años de edad, que sea ágil con las tecnologías.
  • Office: “Fregar platos me salvo la vida” decía el famoso chef Anthony Bourdain. Debemos tratar con mucha delicadeza este puesto y no contratar a cualquiera. El candidato debe tener gran poder de concentración y sobre todo debe prestar mucha atención al detalle. Un restaurante excelente se basa en los detalles.