Traspasos en hostelería. Las claves para ejecutarlos correctamente.

Los traspasos son uno de los puntos clave para abrir un restaurante.

 

Hoy queremos tocar en nuestro blog un asunto con el que nos encontramos constantemente frente a frente a la hora de pensar en abrir un bar o un restaurante: el traspaso.

Es uno de los puntos más conflictivos a la hora de abrir un bar o restaurante.

El tema no es fácil de entender para muchos, pero estamos seguros de que la confusión que existe sobre este tema se debe, sobre todo, a que no se tienen claros algunos conceptos fundamentales sobre el acto del traspaso, no a que en sí sea un tema complicado.

¿En qué consiste un traspaso para los negocios de hostelería?

Se trata de la cesión de un local con el contrato de arrendamiento y sus correspondientes licencias para seguir explotando un negocio. O, dicho de otra manera: nos quedamos con el local, con su precio (o no, depende del propietario) de alquiler, con la licencia de explotación vinculada a ese local y con la maquinaria o el mobiliario que tiene dentro (quedarse con todo o con una parte, ya dependerá del acuerdo al que se llegue con la persona o personas que hagan el traspaso).

Si no tienes un local todavía, te sugerimos que leas Cómo encontrar el local adecuado para tu restaurante.

Esta práctica es muy frecuente en el sector de la hostelería y, sobre todo, en las grandes ciudades. El propietario, según la normativa actual, no tiene por qué estar de acuerdo. Es suficiente con que el arrendatario se lo notifique fehacientemente en el plazo de un mes para que el traspaso pueda llevarse a cabo.

 

¿Por qué es una práctica tan común dentro de este sector?

La respuesta es bien sencilla: por la dificultad que supone encontrar locales en determinadas zonas y por el hecho de que el local en concreto ya tenga las licencias necesarias. Normalmente, las zonas más atractivas y más complicadas para encontrar un local suelen ser las más comerciales.

El tiempo que se gana cuando las licencias están en la mano es valioso, pero lo realmente importante es sopesar el precio del alquiler. Puede ser que el traspaso sea elevado pero el alquiler no lo sea tanto, o a la inversa, que el alquiler sea elevado, pero compense por el precio del traspaso.

A veces, encontrar un buen local en el sitio que estamos buscando puede compensar un precio alto. Evitar la burocracia o tener que pagar a una gestoría que haga los trámites es un plato muy suculento. Pero encontrar un local en la zona que estamos buscando lo es mucho más. Y quienes ofrecen un traspaso lo saben. Por eso, es importantísimo sopesar y analizarlo bien todo.

Recuerda que hay más gastos que asumir. Echa un vistazo a Qué gastos conlleva abrir un restaurante.

Hay que valorar también, cómo no, la maquinaria que hay dentro para ver si eso justifica el precio que nos dan. También, como decimos, la zona y, por supuesto, el precio del propio alquiler y del traspaso.

traspaso

Los traspasos de restaurantes vienen regulados por el artículo 32 de la Ley de Arrendamientos Urbanos (Ley 29/94 de 24 noviembre de 2004). Permiten ceder el contrato de arrendamiento sin el consentimiento del propietario. Sin embargo, aunque no haga falta su consentimiento, este sí tiene derecho a subir el alquiler un 20%. Por eso, insistimos en la necesidad de sopesarlo todo.

 

¿Qué cosas debes analizar minuciosamente si te planteas un traspaso?

 

Desde Miss Tipsi te ofrecemos las claves:

  1. Debes pedir informes al ayuntamiento para verificar que ese local no tiene expedientes abiertos.
  2. Es importante que compruebes que el contrato de arrendamiento del local permite la subrogación.
  3. Exige un inventario de las existencias y comprueba el funcionamiento de la maquinaria.
  4. Intenta conseguir las últimas declaraciones de hacienda para confirmar que las cifras de ventas que te ofrecen no son engañosas.

 

A veces no resulta nada fácil recopilar toda esta información, pero al menos hay que intentarlo. Muchas veces, toparse con negativas y dificultades a la hora de ver los documentos que solicitamos puede ser la señal de que no debemos coger ese traspaso.

Como ves, el tema no es nada complejo, aunque siempre es necesario un pequeño asesoramiento a la hora de analizar toda la documentación. Muchas veces hay alarmas que a nosotros no nos saltan, pero que sí saltan a un profesional.

Como siempre, estamos encantados de atender todas vuestras dudas y vuestros comentarios.

 

También te puede interesar: Cómo decorar tu bar o restaurante