Mercamadrid Proveedores

La elección de proveedores en hostelería

Una de las decisiones más importantes, a la hora de gestionar un negocio hostelero, es la elección de los proveedores de tu restaurante.

 

Ya sea por que vas a abrir un restaurante  o porque vas a tomar un giro en la elección de los ingredientes de tus platos, la elección de los proveedores en hostelería es siempre una de las cuestiones más decisivas.

Si no tienes en cuenta determinadas cuestiones sobre tus proveedores, estos le costarán dinero a tu empresa. Por ello debemos reflexionar sobre la importancia que tiene elegir la mejor de las opciones entre nuestras alternativas.

En un negocio de hostelería y restauración, uno de los aspectos que tiene más importancia es la calidad que tiene el producto. Esto puede hacer que el plato sea bueno o malo. Por ello es esencial tener un proveedor adecuado y de confianza .

Los proveedores se dividen en:

  • Fabricantes: El proveedor fabrica el producto. Sus precios son, en general, más bajos a menos que haya grandes distancias que influyan en ellos.
  • Distribuidores: Funcionan como intermediarios. Compran en grandes cantidades y luego distribuyen a los minoristas. Pero el envío suele ser más barato y más rápido.
  • Independientes: Suelen exponer sus servicios en ferias comerciales. Ofrecen la distribución exclusiva de productos únicos.
  • Importadores: suelen tener un catálogo de productos extranjeros y operan de manera similar a un mayorista nacional.

¿Qué debemos valorar antes de elegir un proveedor en hostelería?

Antes de decantarnos por un proveedor deberíamos tener en cuenta seguir los siguientes pasos. La elección de un mal suministro no sólo condiciona la calidad de nuestros platos, si no que también puede afectar al funcionamiento de nuestro restaurante. Por ello, antes de decidirnos por uno o por otro, tendremos que estudiar bien los siguientes aspectos:

 

La elección de proveedores en hostelería

 

Características que debe tener un buen proveedor en hostelería

Antes de llevar a cabo la elección de los proveedores en hostelería, no sólo debemos fijarnos en que tiene los ingredientes que necesitamos, sino que también debemos valorar cómo funciona ese proveedor. De nada nos servirá que un producto sea bueno, si la organización a la hora de suministrarlo es desorganizada o muy limitada.

Basándonos en esto, creemos que las características más relevantes de un buen proveedor son las siguientes:

  • No engaña sobre la calidad y el origen de sus productos y te vende siempre lo mejor. Un buen proveedor no falsea la calidad de su suministro, ni engaña sobre su respectiva procedencia.
  • Son puntuales, confiables y organizados y se toman en serio la entrega de sus pedidos más importantes. Este es un punto muy importante, ya que un proveedor que no cumpla este requisito repercutirá en el funcionamiento de nuestro restaurante.
  • Hay un equilibro entre calidad y precio. Un buen proveedor justifica un elevado precio con una buena calidad del suministro. 

¿Qué debemos de hacer antes de seleccionar a un proveedor en hostelería?

El método de prueba y error puede no ser el mejor a la hora de llevar a cabo la elección de los proveedores en hostelería. Por eso te damos las siguientes claves a tener en cuenta:

  • Busca referencias, infórmate. Para ello puedes buscar información sobre ellos y sobre su trayectoria, los restaurantes a los que provee sus productos, cómo funcionan dichos establecimientos, etc.
  • Negocia buenos precios y planes de pago.
      • Intenta obtener descuentos. Pregunta sobre ellos y sobre qué requisitos debes cumplir para obtenerlos.
      • Comunica los problemas que tengas. Intenta resolver los incidentes e informarlos para que no se repitan. 
      • Intenta obtener una relación de negocio a largo plazo. El proveedor te tendrá más en cuenta si te conoce, además el servicio será más cercano.
  • Evalúa referencias, licencias y experiencia. Por ejemplo, el certificado de ODEA es un certificado internacional para los proveedores que han pasado distinguidos procesos de revisión.
  • Ten en cuenta que es mejor contar con varios proveedores. Un solo proveedor nunca va a poder satisfacer todas nuestras necesidades. Si lo que buscamos es un producto inmejorable, deberás contar con un proveedor para cada producto.