Como buscar al mejor cocinero para mi restaurante

Los secretos de nuestros clientes para escoger a un cocinero en hosteleria.

Hace unos días os dábamos, paso a paso, las claves para seleccionar a un buen camarero. Os decíamos que era imprescindible hacer un buen proceso de selección para que tu negocio funcionara bien. Hoy vamos a dedicar nuestro post al proceso de selección del cocinero adecuado y a conocer qué cosas debemos pedirle para tener garantías de que hará un buen trabajo.

No hace falta decir que contratar un cocinero con tablas es una de las piezas fundamentales en un negocio de hostelería y que de él depende en gran medida el éxito de este.

Si hay buena comida, buenos productos y un menú variado que va cambiando con frecuencia, ya tenemos parte del éxito asegurado.

Para empezar, ten en cuenta una máxima: “Un buen cocinero no es el que mejor sabe pelar patatas”. La labor de un cocinero va más allá. Hay cosas que se pueden perdonar en un restaurante si la comida está rica. Por ejemplo, una espera más larga de lo normal. Cuando la comida es buena, hay muchas posibilidades de que un cliente repita. O de que recomiende el establecimiento.

Lo más importante a la hora de seleccionar un cocinero es hacerle una prueba de talentoAntonio Pedrosa, un joven emprendendor propietario de varios restaurantes de éxito en Madrid, nos cuenta su truco: “El 90 por ciento de las veces que hago selección de cocineros los pruebo en la cocina y observo muy de cerca cómo se desenvuelven, cómo funcionan. Para nosotros es muy importante que tengan mano, y eso no es tan fácil de conseguir como pudiera parecer”.

En la mayoría de las ocasiones, simplemente con observar cómo maneja el cuchillo o cualquiera de las herramientas con las que se encuentra en la cocina, puedes hacerte una idea de cómo va a desempeñar su trabajo. Pero, sobre todo, que lo haga con rapidez.

Además de ser ágil y resolutivo en la cocina, a un buen cocinero hay que pedirle que no gaste demasiado. Dicho de otra manera que no malgaste la comida y que sepa aprovechar bien los ingredientes.

Los expertos como Pedrosa recomiendan siempre seleccionar a una persona con un carácter fácil de llevar. Si no es fácil trabajar con la persona que está en la cocina, eso repercutirá en la sala y en el ambiente con el resto del personal.

Por eso, haz un extra y pruébale un día. Obsérvale muy de cerca y decide, en función de lo que veas, si es la persona ideal o no para tu restaurante. Muchas veces es cuestión de suerte pero, en la mayoría de los casos, depende de la atención que has puesto mientras le probabas.